DESCARGA LA GUÍA GRATIS "LOS 5 PASOS DE LA MENTALIDAD EMPRESARIA"

ACCEDE
SOBRE ALUMBRALAB MENTORING PRODUCTOS REGALOS TESTIMONIOS BLOG LIBRO LOGIN Login

¿Querés lograr los resultados que soñás? Te doy 3 claves

Apr 04, 2022

¿Querés lograr los resultados que soñás? Te doy 3 claves

El miedo al cambio es un obstáculo al que todos nos enfrentamos en algún momento. El cambio te saca de tu zona de confort, de la “zona cómoda”, e implica que te enfrentes a situaciones de riesgos que podrías evitar si cada día repetís aquello que ya viene funcionando.

Para un empresario, la posibilidad de “fracasar”, nunca está dentro de sus planes.

La pandemia nos sacó de esa zona de confort y nos llevó a realizar cambios en nuestro negocio que, en otra situación, no los hubiéramos hecho. Para muchas empresas, estos cambios han supuesto un crecimiento positivo. Sin embargo, es muy distinto el cambio impulsado por el contexto que aquel que hacemos por decisión propia. Decidir hacer un cambio en el status quo de tu empresa requiere de mucho valor porque supone una transformación de nosotros como líderes.

Porque, después de todo, ¿quién quiere enfrentarse a algo así? La mayoría de nosotros quiere evitarlo.

Por eso, a diario, acompaño a dueños de negocios para que se animen a pensar y actuar como empresarios. El obstáculo más importante es el cambio de mentalidad: generar nuevos hábitos, expandir nuestro conocimiento e incorporar nuevas habilidades. Hacerlo repetitivo para que se convierta en una forma de pensar, y después, de actuar.

Este es el motivo por el cual te comparto, desde mi experiencia, tres pasos a seguir para ayudarte a tomar riesgos que te permitan crecer. Junto con tu decisión de lograr un cambio, te van a ayudar a tomar cartas en el asunto. 

 

El compromiso como ingrediente principal para un método de cambio.

Si querés cambiar de verdad, necesitás un guía en quien confíes, alguien en quien creas. Un especialista que te brinde métodos o estrategias específicas.
Pensalo así: si querés ser mejor atleta, contratás a un personal trainer; para mejorar tu dieta, trabajás con un nutricionista. Y para construir un mejor negocio, lo lógico es que trabajes con un mentor que te ofrezca una nueva mirada, te ayude a entender cómo implementarla y te dé una mano para mantenerte firme en tu camino.

Así que sí, necesitás un programa y un modelo estructurado para desarrollar tu negocio. La esencia del rol de un mentor de negocios es guiarte para que puedas transformar tu manera de ver las cosas basándote en la visión de lo que querés crear.

Este trabajo comienza identificando tu objetivo primario: ¿cuál es la razón por la que empezaste tu negocio? La respuesta a esa pregunta habla de quién sos, de lo que te importa y lo que te preocupa. Con eso, claro, podemos rediseñar tu negocio desde una perspectiva más empresarial para comenzar a tener esos resultados que querés lograr.

Conocer tu objetivo principal y definir la visión de tu negocio se convierte en tu estrella de norte, la razón por la que estás haciendo todo esto. De esa forma vas a lograr mantenerte inspirado en el proceso de constante crecimiento. Así podrás realizar los cambios personales como líder para llevarlos a tu empresa. 

 

¿El secreto? Practicar estas nuevas habilidades y comportamientos, una y otra vez.

Un marco de aprendizaje que te recomiendo seguir: inspiración, educación, aplicación y ejecución. El cambio requiere de una fuente de inspiración y formación constante para adquirir las habilidades necesarias que te permitan alcanzar tu visión.

Para cambiar, hay que aplicar un plan. Además, tenés que ejecutarlo día a día. Y es muy fácil quedarse quieto. Muchos dueños de negocios se sienten contentos al imaginar sus objetivos y el camino para lograrlos, pero no son capaces de dar los siguientes pasos para llegar allí. Es ahí donde se nota la diferencia entre adquirir conocimientos a través de un libro y contar con un mentor de negocios. 

De la frase “del dicho al hecho hay largo trecho”, ahora vamos a decir “de la teoría a la práctica hay largo trecho”. Mientras que los libros nos dan los conocimientos esenciales o la inspiración, no ayudan cuando estás cansado, abrumado y tratando de determinar cuál es el siguiente paso a dar o identificar lo que hay que hacer.

 

Transformarnos hacia una nueva (y útil) forma de pensar y de ser.

La tercera clave la llamo “re-encuadre”. Es fundamental para convertirte en un verdadero empresario.
El cambio de perspectiva y el reconocimiento de que hay una mejor forma, es el punto de partida. En cambio, un verdadero replanteamiento requiere lo que llamamos “pensamiento empresarial”. Tiene que ver con lo que ocurre cuando reconocés el principio básico: tu negocio es un reflejo de vos. La manera en la que pensás los negocios es la manera en la que acabas haciendo negocios. Y trabajar para cambiar tu modo de pensar, involucra hacer las cosas diferentes.

Este es un proceso, y a medida que lo construís y definís que sistema necesita tu negocio para crecer, te estás convirtiendo en un verdadero empresario. Aprendés, paso a paso, cómo hacer las cosas de manera diferente. Después de repetirlo lo suficiente, tu negocio se convertirá en un vehículo que te conduzca hacia tu visión. 

Elegir este proceso va a implicar cambios que aporten a tu vida de una manera que nunca podrías haber imaginado, antes de comenzar tu viaje.

 

*Artículo adaptado del blog Emyth

CONTÁCTANOS


Liquid error: internal Liquid error: internal Liquid error: internal Liquid error: internal Liquid error: internal Liquid error: internal Liquid error: internal Liquid error: internal Liquid error: internal Liquid error: internal Liquid error: internal Liquid error: internal Liquid error: internal Liquid error: internal Liquid error: internal Liquid error: internal

@alumbralab

ALL RIGHTS RESERVED.

Close